Ritmo en el arte – Ejemplos de obras maestras

El ritmo en el arte se refiere a la disposición de formas de una manera que crea un ritmo subyacente. Es similar al ritmo de la música, pero en lugar de notas y sonidos, usamos colores y formas.

La mejor manera de aprender sobre el ritmo en el arte es verlo en acción. A continuación, obserrva más de cerca los siguientes ejemplos que presentan un fuerte uso del ritmo.

Georges Seurat, boceto para cabaret, 1890
Georges Seurat, boceto para cabaret, 1890

Ejemplos de ritmo en el arte

A continuación se muestra una fantástica demostración de ritmo utilizando la naturaleza de Claude Monet. Los árboles están espaciados a distancias casi iguales, pero hay alguna variación para que parezca natural. Esto proporciona un fuerte ritmo en la pintura.

Las hojas en las copas de los árboles se fusionan para crear una forma de S serpenteante. Esto une los troncos de los árboles y refuerza el ritmo.

En el fondo, hay una disposición mucho más orgánica de nubes en el cielo. Esto rompe el sentido del ritmo en la pintura.

Claude Monet, álamo, 1891
Claude Monet, álamo, 1891

A continuación se muestra un ejemplo similar pero más realista de ritmo de Ivan Shishkin. Los altos árboles proporcionan un ritmo a la pintura. El ritmo es más fuerte con los árboles más cercanos y se debilita a medida que los árboles retroceden hacia las masas.

Además, observa cómo la parte inferior de la pintura es orgánica y no parece tener ningún sentido del ritmo. Esta área contrasta con el fuerte ritmo del área de arriba.

Ivan Ivanovich Shishkin, Un bosque de coníferas.  Día soleado, 1895
Ivan Ivanovich Shishkin, Un bosque de coníferas. Día soleado, 1895

En la maleza con dos figuras de Vincent van Gogh , los árboles proporcionan un ritmo muy repetitivo, que contrasta con la enérgica pincelada utilizada para la hierba y las flores.

Vincent van Gogh, sotobosque con dos figuras, 1890
Vincent van Gogh, sotobosque con dos figuras, 1890

En la pintura de abajo de George Inness, el ritmo es creado por los vagos postes de la cerca que retroceden en la distancia. Estos postes de la cerca se unen con la línea de árboles y casas. Esto contiene su atención en estas áreas. Además, el árbol alto de la derecha se destaca ya que no se ajusta al ritmo estándar de la pintura general. Es como una nota musical fuerte que llama tu atención.

George Inness, hogar en Montclair, 1892
George Inness, hogar en Montclair, 1892

Hay dos elementos principales de ritmo en la pintura a continuación: las formas en S creadas por el océano rompiendo a lo largo de la orilla, y la línea de botes y personas en la orilla y en el agua.

La base de la pintura se basa en colores pasteles suaves. Esto permite que se destaque el delicado ritmo de la pintura.

Joaquín Sorolla, La playa de Valencia
Joaquín Sorolla, La playa de Valencia

En la pintura de John Singer Sargent a continuación, los contornos del agua crean un ritmo fuerte y orgánico. El ritmo es más fuerte y más definido más cerca de la orilla.

Este ritmo es roto por la pescadora. De eso se trata la pintura: crear un ritmo usando patrones y formas, y romper ese ritmo con declaraciones poderosas.

Los patos también están dispuestos de una manera que proporciona un ritmo menos regular sobre la parte superior.

John Singer Sargent, pescadora, 1913
John Singer Sargent, pescadora, 1913

En la pintura de Sargent a continuación, casi puedes sentir el ritmo de la orquesta. Si observas de cerca, el baterista y los bajistas son dominantes en primer plano, mientras que los instrumentos de metal parecen delicados. Esto imita sus papeles en la música.

John Singer Sargent, ensayo de la orquesta de Jules Etienne Bastard, 1880
John Singer Sargent, ensayo de la orquesta de Jules Etienne Bastard, 1880

Consejos para usar el ritmo

  • Cuando se trata de ritmo en el arte, a veces menos es más. No intentes forzarlo si no está allí. Pero, por supuesto, si el ritmo es una característica importante de tu pintura, es posible que quieras exagerarlo.
  • Puedes hacer una declaración poderosa construyendo un sentido del ritmo en tu pintura, luego rompiéndolo abruptamente (como Sargent hizo hasta cierto punto en su Fisherwoman ).
  • El ritmo de tu pintura podría tener muchos niveles, no solo un ritmo estándar. Al igual que hay muchos niveles diferentes de ritmo para una canción compleja. No es solo un latido regular; Hay todo tipo de tonos y sonidos entrelazados. Por ejemplo, en tu pintura puede combinar un ritmo fuerte usando formas dominantes y regulares, con un ritmo sutil usando detalles y patrones intrincados.
  • Si quieres hacer que un ritmo sutil se destaque en tu pintura, debe atenuar el entorno. Como en Sorolla’s The Beach en Valencia .
Grant Wood, maíz joven, 1931
Grant Wood, maíz joven, 1931

Ejercicio para tu próxima pintura

Cuando estés creando tu próxima pintura, piensa si el sujeto tiene un ritmo que puedes capturar. De lo contrario, considera manipular el tema o enmarcarlo para crear un ritmo. Por ejemplo, podrías cambiar ligeramente la posición de ciertos objetos para hacerlos parecer más regulares, o hacer retroceder algunas cosas y hacer avanzar otras cosas, o cambiar la perspectiva. Solo ten cuidado de no alejarte demasiado del sujeto que estás pintando, a menos que sea parte de tu estrategia.

Además, antes de concluir, debes tener en cuenta que el ritmo no necesita ser evidente en tus pinturas, es solo una de las muchas herramientas a tu disposición.

Categorías: Técnicas y Consejos

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola mi nombre es Sandra Glez, ¿en qué puedo ayudarte hoy?
¿Quieres que te reserve tu clase de prueba gratuita?
Powered by