Artículo de Kyle Ma publicado en Fine Art Connoisseur y traducción de Google.

Si le pregunta a la mayoría de las personas cómo dominar una habilidad, a menudo escuchará la palabra «práctica». Esta respuesta es verdadera; es casi imposible ganar dominio sin una ética de trabajo fuerte. Sin embargo, esto es sólo una parte de la respuesta. Para ser experto en pintar una naturaleza muerta o cualquier tema, no solo debe practicar, sino practicar con eficacia. Entonces, en este artículo me gustaría explicar ciertos hábitos que podrían evitar que mejore.

Impaciencia: si pudiera retroceder en el tiempo y decirle algo a mi yo más joven sobre la pintura, sería tener más paciencia con mi progreso. Esto puede parecer contrario a la intuición, ya que a todos nos gustaría mejorar rápidamente. Sin embargo, en el arte, apresurarse por los fundamentos limitará lo que puede hacer más adelante. Tómate todo el tiempo que necesites para aprender todos los conceptos básicos. Una vez que estas habilidades estén bien establecidas, se te permitirá expresar tus ideas con mayor libertad y no ser retenido por los aspectos técnicos del arte.

Especializándose demasiado pronto: en la etapa inicial de su desarrollo del arte, aprenda a dibujar / pintar una amplia gama de temas. Todos los principios fundamentales son los mismos, independientemente de su elección de tema. Sin embargo, trabajar en diferentes temas te permite expresarte de diferentes maneras. Si te gusta más pintar un tema en particular, puedes especializarte más adelante en tu desarrollo. Hay una gran diferencia entre pintar un tema determinado porque eso es lo que te gusta hacer en lugar de pintar ese tema porque no puedes pintar otros temas.

Preocuparse demasiado por el producto final: a todos nos gustaría crear un buen trabajo, pero el proceso es igualmente importante. El proceso de pintura no debe ser impulsado por el miedo de crear una mala pintura. Ver cada pieza como una oportunidad para aprender. En el proceso de aprendizaje, es casi inevitable crear pinturas fallidas. Deje que estos fracasos le enseñen qué hacer de manera diferente en el futuro. Y no dejes que el miedo al fracaso impida tu crecimiento.

No hay suficiente práctica: hay muchos recursos excelentes para que los artistas aprendan. Los libros, videos instructivos y demostraciones en vivo son una excelente manera de aprender a pintar. Pero la forma más valiosa de aprender a pintar es practicar pintar uno mismo. La práctica refuerza las ideas que aprendió y le permite aplicar esos conceptos en su propio trabajo. Establezca metas para la frecuencia con la que desea pintar y haga de esa meta una prioridad.

Intentar forzar un estilo: tener un estilo es importante en el arte. Sin embargo, cuando intentamos forzar un cierto estilo conscientemente, el estilo ya no es genuino. Si te mantienes con la mente abierta, un estilo surgirá naturalmente. Todos ven el mundo de una manera diferente. Si nos mantenemos fieles a lo que vemos, surgirá una perspectiva única en nuestro trabajo.

No pintar por sí mismo: al tratar de dominar los elementos técnicos del arte, es importante recordar por qué empezaste a hacerlo en primer lugar. Tomar consejos de otros es una gran manera de aprender. Sin embargo, puede llegar a ser peligroso si su objetivo al hacer arte es complacer a otros. Pinta por ti mismo y date cuenta de que no a todos les gusta lo que creas. Pero al final, tu trabajo parecerá mucho más auténtico si lo haces por ti mismo.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola mi nombre es Sandra Glez, ¿en qué puedo ayudarte hoy?
¿Quieres que te reserve tu clase de prueba gratuita?
Powered by