Clases de Retrato y Figura: Los Grandes Retos

La anatomía artística no es una finalidad en sí misma sino un medio, una verdadera herramienta artística mediante la cual, el artista puede llegar a perfeccionar su modo de trabajo hasta conseguir objetivos superiores.

La representación del cuerpo humano es un ejercicio complejo, requiere un buen entendimiento de las formas y muchas horas de práctica. El artista debe concentrarse en resolver la estructura, la anatomía y someter la figura a unas proporciones generales que dejan poco margen para el error. El reto de dibujar la figura humana es superior al que exigen otros temas, principalmente porque requiere una extremada precisión y porque los errores o imprecisiones no pueden silenciarse. La figura humana revela una realidad cercana que hace que cualquier desencaje o desproporción por parte del artista sea fácilmente detectable.

Dibujo a lápiz
Dibujo a lápiz

Para lograr una representación convincente no es necesario dibujar siempre una figura disciplinada y académica, también se puede optar por una interpretación desenfadada, espontánea y emotiva. Sin embargo, para que una interpretación suelta y abocetada funcione, es imprescindible que se fundamente en el conocimiento anatómico del modelo. Siempre existe una intención artística y estética, que va más allá de una simple deformación o representación aleatoria del tema en cuestión. En otras palabras, por muy emotiva y sugerente que sea la representación, el contenido humano es ineludible y las comparaciones que establece el espectador son inevitables. 

Abrir chat
1
Hola mi nombre es Sandra Glez, ¿en qué puedo ayudarte hoy?
¿Quieres que te reserve tu clase de prueba gratuita?
Powered by