La memoria visual es aquella que permite percibir, codificar, almacenar y recuperar o evocar imágenes que hemos captado a través del sentido de la vista. Se trata de una memoria muy poderosa, que permite fijar recuerdos con facilidad en el cerebro. Gracias a ella somos capaces, por ejemplo, de recordar el rostro de una persona, un objeto, una situación, un entorno…

La memoria visual está muy condicionada por el descanso de la persona. El sueño juega un papel clave en los procesos de aprendizaje y memoria. La edad también afecta a la memoria visual, sobre todo a la relacionada con los recuerdos a corto plazo. La capacidad para percibir los espacios, también se deteriora con los años. Las personas que consumen alcohol, sobre todo si lo hacen de forma excesiva, también pueden presentar alteraciones funcionales que afectan a la memoria visual. Después de un accidente o una enfermedad que ha producido daños cerebrales, la persona puede experimentar “lagunas de memoria”, que le impiden acceder a ciertos recuerdos.

Categorías:

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola mi nombre es Sandra Glez, ¿en qué puedo ayudarte hoy?
¿Quieres que te reserve tu clase de prueba gratuita?
Powered by