La duda es totalmente paralizante para los pintores. Nada arruinará nuestros esfuerzos de manera más efectiva que creer que nos falta algo «lo que se necesita» (no somos lo suficiente): ‘Bueno, nadie sabe lo que se necesita, entonces, ¿cómo podría alguien saber si no lo tiene? Por lo tanto, siempre date el beneficio de la duda. Confía en las habilidades que ya tienes. Después de todo, algo de lo que se requiere para hacer un trabajo decente de pintura no implica nada más que el buen sentido que aprendiste en la escuela, además de algunas otras capacidades bastante comunes que no son estrictamente técnicas. De hecho, el simple acto de escribir tu nombre requiere mucha más destreza manual que cualquier cosa necesaria en la pintura. Las habilidades críticas son principalmente mentales: percepción disciplinada, resolución de problemas, conocimiento de los elementos visuales y la comprensión de los materiales y herramientas de pintura.

Richard Schmid Naranjas
Richard Schmid Naranjas

Los pintores no necesitamos atributos físicos especiales como los bailarines o los atletas (o la fuerza bruta de los escultores). Podemos ser de cualquier tamaño, forma, sexo, raza o edad, y no tenemos que soportar el entrenamiento físico que requieren los músicos y la mayoría de los artistas. Ni siquiera tenemos que estar completamente cuerdos. Físicamente, solo necesitamos nuestros cerebros y ojos y nuestras manos razonablemente firmes. Para que no pensemos lo contrario, que necesitamos algo más, recordemos que algunos pintores discapacitados lo hacen con un cepillo entre los dientes o los dedos de los pies. Incluso Renoir no se rindió cuando sufrió de artritis, sino que decidió seguir pintando con un pincel agarrado a sus dedos.

Richard Schmid, Alla Prima
Abrir chat
1
Hola mi nombre es Sandra Glez, ¿en qué puedo ayudarte hoy?
¿Quieres que te reserve tu clase de prueba gratuita?
Powered by