No tengas miedo de aprender. La idea de tener una aversión al aprendizaje puede parecer tonta, pero en algunos sectores es definitivamente un no-no. Un sorprendente número de personas inteligentes creen que aprender sobre pintura los inhibirá artísticamente, que solo la espontaneidad es importante. La teoría es que el camino hacia el arte significativo surge de alguna manera natural desde lo más profundo del espíritu humano, y cualquier influencia del exterior (conocimiento establecido) contaminará de alguna manera la pureza del proceso interior. Todo lo que es necesario es «dejar ir», y una fuerza desde adentro administrará las cosas.

Siempre he tenido problemas con eso. Bach y Shakespeare y Michelangelo fueron todos buenos artesanos que construyeron sobre lo que vino antes, y no fueron tontos. Incluso Mozart ocasionalmente escuchaba a su padre. Creo que si vas a dominar una habilidad y estimular nuevos logros, no es aconsejable ignorar lo que ya se sabe, sobre todo, información técnica.

La pintura ha ocupado algunas de las mentes más grandes de la historia, entonces, ¿por qué no la tuya también? Nunca te quedarás sin cosas fascinantes para estudiar. El arte es un lenguaje vivo con infinitas posibilidades en espera. Aprende todo lo que pueda al respecto, agrega tus propios conocimientos y usa lo que necesites. Creo que mientras estás en un modo de aprendizaje (que debería ser la mayor parte del tiempo), debes suspender tus sensibilidades «artísticas». Guárdalo para cuando estés soñando con tu próxima obra maestra. Concéntrate en la fascinación de resolver problemas o absorber las lecciones que te brindan tus fracasos.

Aprovecha tus cuadros fallidos. Cada uno te envía un mensaje sobre lo que puede estar haciendo mal. Descubre qué es para no volver a repetirlo. Considero mis desastres como invitaciones para aprender más. Me desafían. Mis errores me dicen algo técnico (y por lo tanto valioso) sobre lo que hago mal. Veo los errores que cometo por lo que son, errores comunes, y nada más. Del mismo modo, cuando cometes errores, no se reflejan en ti como persona, ni en tu inteligencia, y ciertamente no en tus atributos artísticos. Los errores son parte de ser humano. ¿Y qué?

Richard Schmid, Alla Prima
Richard Schmid
Richard Schmid

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola mi nombre es Sandra Glez, ¿en qué puedo ayudarte hoy?
¿Quieres que te reserve tu clase de prueba gratuita?
Powered by