Los sirgadores del Volga

Los Sirgadores del Volga por Ilia Repin

Ilia Repin, Los Sirgadores Del Volga
Ilia Repin, Los Sirgadores Del Volga

    Título original: Burlaki na Volge, Бурлаки на Волге

La obra retrata a once hombres tirando de una barcaza en el río Volga mediante una sirga.

El diccionario define sirga como “maromo o cuerda gruesa usada para izar velas o arrastrar embarcaciones por la orilla, especialmente en navegación fluvial”. A eso se dedican los hombres que aparecen en primer término en esta obra que Repin pintó entre 1870 y 1873.

En las inhóspitas llanuras rusas, bajo un régimen social y un clima igual de despiadado, los sirgadores arrastran a la vez sus destinos y la barcaza.

Los sirgadores parecen estar a punto de caer exhaustos por el esfuerzo de tirar de una barcaza contra corriente un día caluroso y seco. En la época en que Repin pintó el cuadro, la de sirgador era ya una profesión en declive en la Rusia imperial, debido fundamentalmente a la introducción de la navegación a vapor en la red fluvial y también al desarrollo de la red ferroviaria. Con el comienzo del siglo XX los sirgadores desaparecieron definitivamente. La obra constituye un homenaje a la dignidad y resiliencia humana pero también una condena emocionada a quien autorizaba un trabajo tan inhumano.​

Esa desmedida amplitud, la eterna infinitud de los horizontes esteparios, contrasta violentamente con la humillante estrechez de la existencia de estas pobres gentes.

Aunque se representen estoicos, los hombres se muestran en gran medida derrotados; solo uno parece insurgirse: el del centro de la fila, un joven pintado en tonos claros lucha contra su maroma asumiendo una postura desafiante.

220px Burlakwomen
Foto un grupo de sirgadoras en el Volga, 1900s
220px Burlaks walking
Sirgadores en el VOlga en una fotografía de 1900

Hay una sensación de cansancio general, el grupo parece no tener líder y dedicarse solo a tirar del barco, que queda a lo lejos en segundo plano en esta escena «quasi veneziana» donde los tonos azules del cielo se van difuminando con los marrones de la tierra. Son hombres pobremente vestidos encorvados por el esfuerzo. Repin representa el ritmo de arranque en la línea ondulante de la cabeza de los sirgadores.

La función del sol no consiste en iluminar su mundo, sino en sofocarlo, haciendo más árida y cruel la penitencia.

Sin duda los sirgadores, el paisaje y la luz son personajes importantes del cuadro, pero el protagonista imprescindible llega a pasar inadvertido en una primera mirada: a la derecha, difuminado por la calima y la distancia, navega un barco que… ¡funciona a vapor!!!

Es este el elemento del que Ilya Yefímovich Repin se sirve para denunciar, ante la conciencia poco accesible de un zarismo en decadencia, las lamentables condiciones de vida de éstos y tantos otros millones de compatriotas.

También deja el autor una ventana abierta a las posibilidades del futuro. Entre las expresiones de los sirgadores muchas son totalmente desesperanzadas, resignadas hasta la indiferencia algunas o incluso vagamente criminales otras, pero, alzando la mirada en medio del desdichado grupo humano, un muchacho perteneciente a una nueva generación se ajusta la sirga con un ademán que nos invita más a pensar que se va a liberar de ella.

Ese futuro no estará libre de desafíos. Cuando Repin muere en 1930, faltan sólo doce años para que los descendientes de estos hombres, en estos mismos escenarios, tengan que sufrir y perpetrar el más horrible de los episodios bélicos de la Historia: la batalla de Stalingrado, hoy Volgogrado, la Ciudad del Volga.

Repin concibió el cuadro durante sus viajes por Rusia cuando era joven, sobre todo por los Montes Zhigulí y retrata personajes reales que encontró. La obra recibió elogios internacionales por el retrato realista de la dureza de la vida laboral e impulsó su carrera como pintor. Más tarde lo compró el Duque Vladímir Aleksándrovich de Rusia y se exhibió por Europa como ejemplo de pintura realista rusa.

Click here to view original web page at Los sirgadores del Volga

Los progresos

La recompensa, la satisfacción; eso sí es algo rápido. Los progresos sí que los notarás en el día a día. Y pronto harás cosas que no creías poder hacer. Atelier Glez Como ya te he dicho antes, los resultados no aparecen de la noche a la mañana. No funciona así. Eso sí, harás los progresos

Leer más »

Hay muchos caminos

Hay muchos caminos, pero ningún atajo. Hay muchos sistemas, métodos, y valiosísimos consejos nacidos de la experiencia de muchos maestros a lo largo de siglos. Pero como cualquier arte, dominarlo lleva su tiempo. Atelier Glez Desde ya déjame decirte que no te daré la fórmula mágica para que de la noche a la mañana sepas

Leer más »

Programa de dibujo

¡Hola! Ya tenemos el programa de dibujo gratuito por tiempo limitado. Si quieres saber más, entra en atelierglez.com. En este programa de dibujo, además de un temario de lo más completo que va de lo más básico a conceptos avanzados, cuenta con recursos adicionales como entrevistas con alumnos, recomendación de libros, prácticas semanales para ejercitar la

Leer más »
Ir arriba
Addvertise Icon.png
SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

Tutoriales, ejercicios paso a paso, videos, láminas para practicar,  concursos, retos …

Me gustan las cookies...

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Ver más